El proceso de duelo

En nuestra funeraria y tanatorio de Guipúzcoa sabemos por propia experiencia que no todas las personas digieren igual la muerte de un ser querido, de una persona cercana. Dicho de otro modo, cada uno gestiona el duelo de una forma y hay que respetarlo.


Nosotros ponemos a disposición de nuestros clientes todas las comodidades para facilitar las cosas en la medida de lo posible. Para ello, en los 365 metros cuadrados de superficie de Funeraria Moyua disponemos de salas independientes para garantizar la máxima privacidad y tranquilidad a las familias de los fallecidos. También tenemos tres salas de velatorios y sala de tanatopraxia para preparar a los finados. Recuerda que estamos hablando de algo esencial en estos casos, una técnica de conservación temporal de los cadáveres.


Todo lo anterior no pretende sino hacer más llevadero el duelo. Tratar de minimizar esas sensaciones de tristeza, miedo y nostalgia que son tan normales. El duelo es lógico pero el problema viene dado cuando estos síntomas se prolongan en el tiempo de forma excesiva. El proceso de duelo se estructura por lo general en varias fases. Primero viene la negación, cuando somos incapaces de asumir la pérdida y nos sentimos en un mundo irreal. En nuestra funeraria y tanatorio de Guipúzcoa estamos perfectamente acostumbrados a ver a las personas en esta situación y a prestarles todo nuestro apoyo. A la de negación sigue una fase de ira seguida de una de negociación en la que se empieza a entender la nueva situación y a aceptarla. Recuerda que no todos atravesamos por las mismas etapas y que el orden de estas puede variar.


cerrar

Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, QDQ hace uso de cookies. Si sigues navegando por el sitio entendemos que aceptas nuestra Política de cookies .