Diferencias entre nicho, tumba y panteón

Ante la pérdida de un ser querido, el familiar o los familiares que acuden a los servicios funerarios de Oñati para preparar el sepelio tienen que tomar una serie de decisiones sobre las que, en la mayoría de las ocasiones, nunca antes habían pensado y raramente habían comentado con el finado.

El primer paso será la elección del lugar donde se procederá al enterramiento, ya sea del féretro o de la urna con las cenizas procedentes de la incineración. Salvo que la familia haya adquirido previamente una tumba o un panteón, corresponde a los empleados de los servicios funerarios de Oñati la tarea de presentar las diferencias entre las distintas opciones. Una tarea que suele comenzar con la presentación de las características de unas y otras.

Los principales lugares para el enterramiento son los nichos, las tumbas y los panteones.

Los nichos son las cavidades realizadas en un muro en donde se coloca el ataúd o la urna con las cenizas. Unas cavidades en las que solo se puede introducir un ataúd.

Las tumbas son sepulturas cavadas en la tierra, con capacidad generalmente para tres féretros, y que suele recubrirse con una lápida de piedra. No ha de confundirse tumba con fosa. Éste último término hace referencia únicamente al agujero excavado en la tierra, independientemente del número de cuerpos que pueda albergar.

Por último, se llama panteón a la pequeña edificación que suele ser propiedad de una familia y en la que tienen cabida un número mayor de cuerpos.

Quienes trabajamos en Funeraria Moyua nos preocupamos de ayudarle a hacerle fáciles las decisiones en los momentos más difíciles.

cerrar

Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, QDQ hace uso de cookies. Si sigues navegando por el sitio entendemos que aceptas nuestra Política de cookies .