Tipos de féretros

El mayor desembolso que realiza una familia cuando contrata servicios funerarios en Oñati es la elección del féretro. Éste es obligatorio por ley ya que se prohíbe el transporte, la inhumación o incineración de cadáveres sin féretro. Legalmente existen tres tipos:

El primero es el común, que se utiliza cuando la conducción del cadáver entre el lugar de fallecimiento y el de inhumación o incineración son dentro de una misma comunidad autónoma. Suelen estar construidos de madera, aglomerado o algún otro material biodegradable. El grosor tiene que ser de 15 mm, sin grietas y con las partes sólidamente unidas entre sí. Está terminantemente prohibido utilizar otro material, revestimiento o bolsa que impida la normal putrefacción del cadáver. El féretro siempre está forrado y acolchado por dentro. En Funeraria Moyua podrás elegir entre varios modelos.

También están los féretros especiales compuestos por dos cajas: una de madera de 2 centímetros de grosor mínimo y una interior de lámina de zinc o de cualquier otro material que cumpla los requisitos de estanqueidad. Esta debe ser, como mínimo, de 0,30 mm de grosor y deben estar unidas entre sí. Por último, están las cajas de restos que pueden ser metálicas o de cualquier otro material impermeable. Pueden tener las dimensiones de los restos o miembros amputados que se vayan a recoger.

A la hora de utilizar los servicios funerarios en Oñati, los usuarios muchas veces confunden féretro y ataúd. Este último era usado sobre todo antiguamente. Tiene forma hexagonal y la parte que sostiene las piernas y los pies es mucho más estrecha. Suelen estar hechos de madera de pino y con tiradores a cada lado. Actualmente están en desuso ya que todo el mundo suele decantarse por los féretros comunes.  

cerrar

Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, QDQ hace uso de cookies. Si sigues navegando por el sitio entendemos que aceptas nuestra Política de cookies .